Domingo 17 de Junio de 2018 | | Mercedes - Corrientes | T
Buscar
POLITICA

El legado que dejó la crisis argentina de 2001, según un investigador y sociólogo británico
21.03.2017 | 09:49hs

 La sociedad argentina se transformó profundamente después de la crisis de 2001 y las huellas se pueden sentir en todos lados, según el acádemico británico Daniel Ozarow, 

 quien logró plasmar junto a otros colegas en el libro "De la crisis del 2001 al kirchnerismo, cambios y continuidades", el impacto del legado de una época cuyo lema era "el que se vayan todos".

Por Gabriela Albernaz
El libro de Ozarow, que cuenta también a los investigadores Cara Levey y Christopher Wylde como compiladores, analiza los legados de los gobiernos kirchneristas al comienzo de la nueva época macrista que los reemplazó y evalúa los distintos comportamientos que tomaron los distintos sectores de la sociedad argentina para lograr una recuperación económica y un renacimiento político, social y cultural.
 
Ozarow trabajó como voluntario en una ONG británica en Argentina en 2003, una época en la que según describe, los argentinos habían tocado fondo a un año del cese de pagos de la deuda externa.
 
Para él fue una experiencia muy fuerte, pero lo que más le impresionó fue la resiliencia, creatividad y solidaridad con la que los argentinos respondieron a la crisis, incluidas gravísimas situaciones personales, para salir del infierno.
 
Al mismo tiempo se interesó por lo que estaba pasando en las economías europeas y como estaba impactando sobre los distintos sectores sociales y predijo que dentro de poco les iba a tocar a ellos una crisis también.
 
De ahí se desencadenó su interés por Argentina y unos pocos años después, en 2008, antes de la quiebra de Lehman Brothers, decidió comenzar un doctorado sobre la clase media argentina y como reaccionó ante su propia caída social y catástrofe económica y política, en parte para sacar pistas de cómo sucedería algo parecido en Europa o en su propio país.
 
Sobre la cuestión política argentina, para Ozarow, si no fuera por la crisis de 2001, no existiría ni el kirchnerismo ni el macrismo.
 
"El kirchnerismo se tuvo que presentar como si fuera alguien alejado de la clase política (aunque en Santa Cruz perteneció al establishment durante toda su vida política), del mismo mismo lado de los movimientos sociales, y así logró cooptar muchas de las demandas de la rebelión y por ende desmovilizar la sociedad a través de su programa posneoliberal y el proyecto nacional y popular", opinó.
 
Consideró que de manera paradójica, la victoria de Mauricio Macri también fue producto del legado de esa crisis.
 
El desdén hacia la clase política nacional y la corrupción incesante de grandes sectores de la población contribuyó a que muchos vieran a Macri por un lado como "alguien con una inmensa riqueza familiar que era incorruptible" y por otro "un empresario que hace política, y no un político corrupto, aunque hoy -aclaró- eso ha cambiado para muchos con la revelación de su rol en los Panamá Papers y el escándalo de Correo Argentino: "La historia nos mostrará si el presidente actual pagará un gran precio político o no".
 
Contó que entre 2007 y 2016 volvió a la Argentina varias veces para entrevistar a la gente sobre sus trayectos laborales y económicos desde 2001 y también sobre sus perspectivas políticas para su tesis doctoral y un libro que está escribiendo.
Cuando les preguntaba sobre el "que se vayan todos", escuchó a más de uno de ellos decir "pero volvieron todos".
 
"Es cierto que hoy en día muchas de las mismas caras se ven el escenario político pero esto quiere decir ¿el que se vayan todos no pudo lograr cambios profundos en la sociedad?", se preguntó este sociólogo, profesor e investigador de la Universidad de Middlesex y coordinador del grupo de investigación Argentina Research Network.
 
En su opinión, juzgar su impacto de esta manera es una cuestión de no entender bien la totalidad de ese reclamo.
"O sea según casi todos los sociólogos y también los participantes en la rebelión, el eslogan no encaja bien la magnitud ni amplitud de las esperanzas y desacuerdos del pueblo que fueron mucho más allá del querer ver nuevas caras".
 
La crisis –sostuvo el académico- no solo representó un llanto colectivo del rechazo al modelo neoliberal, de la corrupción y de la falta de participación política sino también de tomar control de su propio destino a través de la creación y participación que en este caso fueron asambleas barriales, clubes de trueques, empresas recuperadas por sus trabajadores, bibliotecas comunitarios etc donde los ciudadanos decían "no, acá no se permite al capitalismo y sus impactos dañinos. Acá hay otra forma de producirse, tomar decisiones, de intercambiar bienes y servicios."
 
Destacó también a la cuestión de la Memoria de la crisis de 2001 y le llamó la atención que en los grandes medios de comunicación y el discurso de muchos políticos, tratan de ignorar lo que representa todo la época del 2001-2002 como una de catástrofe social, de miseria, de caos.
 
"No hay dudas que la gran mayoría de los argentinos lo pasaron muy mal, pero cuando piensan en 2001 también lo recuerdan como una época de solidaridad y unidad del pueblo. De la esperanza de poder crear una Argentina y otro mundo más justo y participativo a través de los distintos movimientos sociales".
 
El libro contribuye a un cuerpo académico que pretende mantener en la memoria colectiva la idea emancipadora de que la Humanidad es capaz de pensar y actuar con muchísima creatividad y resiliencia, que hasta en los tiempos más difíciles se pueden superar si se unen con otros.
 
"Acá en el Reino Unido lo llamamos el Spirit of the Blitz (como el pueblo británico se unía para defenderse de los bombardeos aéreos de los alemanes en los años 40).
 
A mí me interesa mucho saber si esta solidaridad popular se puede extender a tiempos cuando no hay una "amenaza" inmediata. Si la raza humana es capaz de dejar al lado nuestras diferencias nimias, para buscar la emancipación. En mi nuevo libro uso la crisis del 2001 en Argentina como punto de partida", sostuvo Ozarow.
 

Macri profundiza cambios en el Gabinete: desplazó a los ministros Aranguren y Cabrera

 En el medio de la corrida cambiaria y la tensión política, el gobierno informó este sábado que dispuso cambios en el Gabinete con los desplazamientos de los ministros de Producción y Energía, Francisco Cabrera y Juan José Aranguren. 

 Triaca anunció que multará a Camioneros por incumplir la conciliación obligatoria

 El Ministro de Trabajo aseguró que el paro puede costarle más de un millón de pesos al gremio de Hugo Moyano. Tras el paro de 24 horas de Camioneros y la amenaza

 Dujovne: El programa económico de Macri sigue siendo el mismo

El ministro de Hacienda ratificó el plan de Macri luego del cambio del presidente del Banco Central. "Le vamos a dar una solución definitiva a las Lebacs", prometió.

 Caputo, nuevo presidente del Banco Central, Dujovne absorbe Finanzas

 El actual ministro de Finanzas asumirá en el BCRA en reemplazo de Sturzenegger. Mientras Dujovne queda a cargo de la totalidad de Finanzas.

Gobierno dio a conocer los detalles del acuerdo stand by con el FMI: inflación de un dígito en 2021 y déficit cero en 2020

 El Gobierno difundió la "Carta de Intención" que envió al FMI para lograr el respaldo de ese organismo al modelo económico, "en medio de un panorama internacional desafiante".