Domingo 25 de Octubre de 2020 | | Mercedes - Corrientes | T
Buscar
INFORMACION GENERAL

Tiene diabetes tipo 1 y hoy diseña un sensor que mide la temperatura de la insulina
27.09.2020 | 22:40hs

 Se trata de Valentina Avetta que, con su idea, ganó un concurso de innovación a sus 17 años. Ya tiene un primer prototipo que funcionó en un laboratorio. De bajo costo, pasa de blanco a rojo cuando se rompe la cadena de frío.

 

 Allá por 2016 y a sus 17 años, Valentina Avetta presentó una idea para un certamen de innovación y ganó para sus compañeros una herramienta hoy invaluable durante el aislamiento por la pandemia de coronavirus: un aula virtual. Pero lejos de las recompensas, la entonces adolescente se inspiró ante la falta de un instrumento que pudiera controlar la cadena de frío de la insulina en uso, medicamento al que se le debe prestar especial atención porque debe conservarse entre los 4° y los 8°C cuando está cerrada y hasta los 30° una vez abierta.

 
 
Valentina contó a Ámbito que la idea surgió porque ella está dentro de los 400 mil argentinos insulinodependientes, cifra que se extrae de la Federación Mundial de Diabetes. Aquí, su historia, el recorrido que hizo hasta este primer modelo de sensor y sus expectativas a futuro.
 
P.: ¿Cómo se te ocurrió avanzar en el primer sensor termocrómico para controlar la cadena de frío de la insulina?
 
Valentina Avetta: Yo tengo diabetes tipo 1, soy insulinodependiente. Y la fuente de inspiración vino de unas vacaciones con mi familia a mis 15 años. Estábamos en una playa donde hacía mucho calor y me empecé a sentir mal. Pensé que la glucemia estaba muy alta porque había comido de más, pero eso podía pasar por distintos motivos. Después de que descarté la dosis de insulina, me sentí mejor y así llegué a la conclusión de que la insulina había perdido la cadena de frío por las altas temperaturas. A raíz de eso me pregunté por qué no existía algún sensor que me indicara cuando eso pasaba para así no estar tanto tiempo atribuyéndole otras causas a la glucemia alta. La idea era desarrollar un indicador que con un cambio de color ya te mostrara que el problema estaba ahí. Pasaron dos años y a los 17 presenté la idea.
 
P.: ¿Existen ya sensores que cumplan una función similar?
 
V.A.: Hay sensores electrónicos que podrían aplicarse pero son costosos. Después también hay sensores termocrómicos, pero en su gran mayoría son reversibles, es decir, si baja la temperatura vuelve a cambiar de color, lo cual no sirve como indicador de pérdida de la cadena de frío. Por otra parte hay otros que son irreversibles pero a temperaturas más elevadas, es decir 35° 40° 60° u 80°. No hay para temperaturas más bajas.
 
P.: ¿Cómo funciona tu prototipo y qué camino realizó desde que presentaste la idea en 2016?
 
V.A.: El prototipo que tengo ahora es un indicador chiquito con compuestos termosensibles que hacen que cambie de color a los 30°C. Precisamente es un papel que pasa de blanco a rojo cuando supera esa temperatura y una vez que se tiñe la superficie no vuelve a su color original. Desde que arranqué el proyecto pasé por un montón de métodos para hacerlo, porque mi idea era tener un modelo muy económico y que fuera fácil de hacer. Así fui pasando por muchas hipótesis, algunas que llegaron a la etapa de experimentación y a otras que descarté tan sólo con leer la teoría en papers.
 
P.: ¿Cuánto faltaría para que esté disponible y qué costo pretendés que tenga?
 
V.A.: Esos son procesos que llevan tiempo y dependen de varias cuestiones. Una es cuánndo lo voy a tener listo para que funcione en condiciones de la vida diaria, porque mi modelo funcionó en el laboratorio por un delta de tiempo de 5 minutos. Otra cosa distinta es que ese tipo de resultado se mantenga estable, por ejemplo por dos años. Pasar de condiciones de laboratorio a vida real lleva su tiempo de por sí y después también está el tema de regulaciones, porque el ente regulatorio pide reunir muchos requisitos. Pero cuanto antes esté, mejor. Y en materia de costos, el prototipo que yo hice cuesta solo en materiales 0,001 centavos de dólar por sensor. E iría un sensor por cada pen o lapicera de insulina de un solo uso.
 
P.: ¿Haber ganado el concurso te impulsó a estudiar Bioingeniería?
 
V.A.: La carrera ya la tenía decidida, pero lo sí me impulsó haber ganado Samsung Soluciones para el Futuro fue creer que la idea que yo presenté tenía potencial. En un principio pensé que presentaba la idea y terminaba ahí, pero tras el resultado me dije que tenía que seguir. Además de conocer a mucha gente que me ayudó en el proceso, la relación con la compañía siguió y ya por fuera del concurso, Samsung hizo una donación de equipos de laboratorio que hoy están en la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Entre Ríos, donde estudio. Con eso ya supe que podía profesionalizar los experimentos, hacerlos “de verdad”, porque antes los hacía en otros laboratorios y algunos en mi casa. Además, en ese contexto puedo estar en contacto con un director de laboratorio que también me ayuda.
 
P.: ¿Cómo fue hasta hace poco tu día a día en el laboratorio y cómo es hoy con la pandemia?
 
V.A.: Antes de la pandemia iba siete horas semanales siempre dependiendo de exámenes. Pero cuando no cursaba o en vacaciones podía quedarme todo el día. Ahí tengo un espacio donde hago los experimentos. Hoy con la pandemia eso se complicó. En principio la decisión de la facultad era que solo podían ingresar aquellas personas que hacían actividades relacionadas con el coronavirus, por ejemplo en el laboratorio tenemos impresoras 3D donde hoy se imprimen máscaras. Yo además no podía ir por ser paciente de riesgo. Pero hace dos días fui al laboratorio a buscar algunos equipos y muchos experimentos en marcha. Me los traje a mi departamento, donde armé un mini laboratorio.
 
P.: ¿Cuáles son tus planes a futuro tanto con este proyecto como con otros?
 
V.A.: Con este proyecto lograr que las condiciones de laboratorio lleguen a condiciones reales, con el objetivo que en algún momento cumpla su propósito de que esté en las insulinas, para que la persona insulinodependiente tenga la seguridad de que su medicamento esté bien con respecto a la temperatura. Pero más allá de mi sensor, hay un montón de formas de alcanzar este objetivo: uno de los pasos es instar a que los entes regulatorios y las farmacéuticas dejen un poco más claro en los prospectos cuáles son las condiciones de almacenamiento de la insulina. Porque cuando me puse a investigar más sobre este tema, noté que hay muchas inconcordancias entre diferentes países y compañías. Incluso un paper que se publicó este año las reconoce. Entonces estoy escribiendo mails a las farmacéuticas y a los entes para que esa información pueda figurar en los prospectos médicos de manera más consistente, porque hoy lo único que figura es que la insulina debe mantenerse por debajo de los 30°C una determinada cantidad de días, pero eso también depende si la usas en infusores o en una lapicera. Y mis planes a futuro son terminar la carrera en 2 años -ahora estoy en mi cuarto año- y después hacer un doctorado o seguir por el ámbito del emprendedurismo. Tal vez hasta fundar algún laboratorio que apunte a que distintas herramientas puedan llegar a la realidad diaria de las personas mucho más rápido.
 
P.: ¿´Qué te dejó este camino recorrido?
 
V.A: Gané Soluciones para el Futuro en 2016 y el año pasado fui jurado. Este año me volvieron a invitar. Y eso es algo que considero muy valioso, porque ver la iniciativa desde dos perspectivas diferentes está genial. Captás distintos puntos de vista y creo que se aprende más evaluando que participando, podés aprender mucho de los chicos y de sus proyectos.
 
 
Por Celina Abud
cabud@ambito.com.ar

Trump y Biden desnudaron sus mayores diferencias: pandemia, economía e inmigración  <div> </div>

 A solo 12 días de las elecciones, los dos candidatos presidenciales de Estados Unidos se enfrentaron en el último debate, que a diferencia del anterior, esta vez ambos cumplieron los tiempos. 

FMI: el Gobierno elabora un plan económico y una nueva misión viajará a mediados de noviembre

 Así lo indicó el director del Departamento Hemisferio Occidental del organismo, Alejandro Werner, y ratificó que la nueva misión de la entidad arribará al país a mediados de noviembre próximo.

 
“Fuera Grabois de Entre Ríos”: masiva movilización de productores en contra de la toma de tierras

 Se manifestaron frente al establecimiento que fue ocupado hace seis días por la hermana del ex ministro Luis Miguel Etchevehere y un grupo de personas allegadas al dirigente ultrakirchnerista.