28/02/2024

"No lo podemos creer, empezó con una fiebre y ahora no está más"

 Valeria Arraigada es Jefa de Bomberos Voluntarios de San Cosme y expresó en Radio Sudamericana el profundo dolor por la muerte de un adolescente de 14 años por dengue, al que también se le detectó una neumonía. Relató cómo fueron las últimas jornadas del menor y de su familia, además de la consternación de la comunidad por el fallecimiento.  



 El joven se encontraba internado en el hospital pediátrico Juan Pablo II, donde, según el informe médico, su deceso fue causado por un shock séptico (una infección generalizada), como resultado de una sepsis causada por la bacteria BGN y el virus del dengue. Este caso generó una gran consternación en la localidad cuando se produjo el fallecimiento del menor.

 
Se trata de Agustín Martínez Sosa que tenía 14 años y murió después de contagiarse de dengue. Al ser integrante como cadete del Cuerpo de Bomberos de San Cosme, la titular de esa agrupación, Valeria Arraigada, expresó su dolor en Radio Sudamericana diciendo que “fue todo muy rápido”.
 
Recordó que Noelia, madre del chico, es bombero así como lo fue la abuela de Agustín, que se incorporó como cadete aspirante el año pasado cuando solamente tenía 13 años. Recordó que a los cadetes menores de edad se les brinda instrucción para que conozcan el trabajo del bombero, las características del fuego, del clima, entre otras cuestiones.
 
Valeria explicó que el miércoles pasado fue la última vez que vio al chico y que estaba con fiebre y su madre lo llevó a un centro de salud donde le administraron medicamentos. Ante la sospecha de que sea dengue se lo trató con medicamentos en su hogar hasta que el viernes lo debieron trasladar a Corrientes porque comenzó a tener vómito y dificultad para respirar.
 
Recordó que al llegar al Hospital Pediátrico lo internaron y horas después ya le colocaron respirador por la dificultad para respirar del chico. “A la siesta lo llevaron a terapia y nos dijeron que nos despidamos de él”, se lamentó y apuntó que la comunidad “no puede entender qué haya pasado esto”.
 
Relató que “Agustín era deportista, jugaba al fútbol, hacía taekwondo, tenia medallas, era un chico muy amable, muy educado”, agregando que asistía a una escuela agrotécnica en Ramada Paso. “Todos sentimos que perdimos un hijo, estamos todos destrozados”, concluyó.