18/06/2024

Choferes suspendidos reclamaron volver a sus puestos de trabajo, frente a la Municipalidad de Corrientes

 Choferes suspendidos de la empresa Turismo Miramar y Estrella del Sur, apoyados por la UTA se manifestaron por calles céntricas finalizando en la Municipalidad de Corrientes.



  Reclaman por sus puestos de trabajo y se oponen al desalojo del acampe instalado en la esquina de la empresa. El conflicto lleva una semana y media, cuando los 26 trabajadores recibieron el telegrama comunicando la situación.

 
“La empresa nos dice que está en crisis y no puede pagarnos, pero los meses anteriores cobramos bien, sin aumento del boleto. Ahora que aumentó, nos hacen esto” expresó uno de los choferes y agregó que “la notificación es por 60 días, pero si volvemos vamos a tener que trabajar 30 días más para cobrar. Es decir, vamos a estar 90 días sin ingresos, de no tener para la comida de nuestras familias”.
 
Existe incertidumbre y preocupación entre los choferes debido a que no se les aclaró si volverán a sus puestos tras los 60 días de suspensión. “Hoy actualmente los choferes que trabajan no dan abasto, cumplen turnos de 16 horas diarias y no completan sus francos” sostuvieron.
 
Ricardo Báez, chofer desde hace 28 años de la empresa Miramar, dijo que “empecé prácticamente con el nacimiento, se podría decir que soy uno de los creadores. Pasamos muchas cosas con ellos y les dimos mucho también. Esto que nos hacen es demasiado”.(NC&A)
 
Solicitud de desalojo del acampe
 
Los trabajadores reclamaron frente al Municipio que no desaloje el acampe, ya que se trata de un reclamo pacífico que se da en la esquina de la empresa sin impedir la circulación de las unidades ni del tránsito particular.
 
“Hacemos beneficios para recolectar dinero para las familias afectadas y también cocinamos para que tengan un almuerzo y una cena. Estamos en una esquina, en un terreno baldío y seguro desde la empresa solicitaron el desalojo” comentó el chofer suspendido José Cardozo.
 
Comentaron también que los otros choferes se encuentran amenazados para no adherirse a medidas de fuerza. “Igualmente, hoy nos toca a nosotros, mañana les puede tocar a otros y quedar sin sustento para sus familias” finalizaron.